Volver a Galería

Galería

Ofrecemos al coleccionista asesorías para la gestión de colecciones (compra, venta, encargos) mostrando una visión general del mercado y una variada gama de alternativas a fin de satisfacer sus necesidades con obras de artistas de su interés, ayudándole a definir el perfil de su colección en función de sus gustos y presupuesto.

José Vivenes

Sin título

  • Ficha Técnica

2010

Acrílico y óleo sobre papel

50 x 38 cm.

Firmada abajo a la derecha

Procedencia: Colección privada

 

José Vivenes

(Maturín, estado Monagas, 1977 / Reside y trabaja en Caracas, Distrito Capital)

 

Joven artista venezolano residente en Caracas, es uno de los principales representantes de la nueva generación de la pintura en Venezuela.

 

Inicia sus estudios artísticos en la Escuela Técnica de Artes plásticas Eloy Palacios de Maturín, Estado Monagas, al oriente de Venezuela. Posteriormente se traslada a Caracas para continuar su formación en el Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón, donde obtiene la licenciatura en Artes, mención pintura. Su interés por la pintura y la pasión por los objetos, tienen su origen en su infancia. Su padre ebanista de profesión, fomentó en él la valoración de las formas y del hecho estético. La pintura es el medio empleado por Vivenes para comunicar todo aquello que le interesa como investigador. Es su herramienta fundamental, desde la que explora las posibilidades del color y la forma. Hace hincapié en la importancia que tiene la pintura y su permanencia en el Arte, a pesar de la existencia de nuevos medios, disciplinas, o formas de expresión. Resalta, a su vez, la influencia que ejerce la pintura en otros campos, a partir de sus recursos y conceptos. Su pintura siempre ha reflejado su interés por la figura humana y su contexto, y es a partir de sus primeras exposiciones, donde empieza a explorar el aspecto social. Vivenes puntualiza: “la pintura ha sido un registro de la época de su creador”, y desde esta afirmación justifica la creación de metáforas y crónicas visuales donde la forma genera significados, de aquello que le preocupa, en este caso, el desgaste que encuentra en lo simbólico. Sostiene que en su intento de hacer arte, la obra se configura como espejo de la sociedad a la que pertenece, y es por eso que en su pintura acontecen reflexiones y críticas de corte identitario, sobre la forma en que son utilizados los símbolos patrios dentro de los discursos que conforman el imaginario político en Venezuela. Esta visión crítica, que actualmente José Vivenes manifiesta desde su obra, conforman la serie que ha lleva por título: “Basta de falsos héroes”. Figuras uniformadas que remiten a la imagen de Simón Bólivar, aparecen con el rostro borrado o tachado por un trazo de color, o vestidos con tutu de ballet. Vivenes afirma: "Me interesa investigar y reflejar el desgaste del significado de la imagen de las personas a las que se ha querido glorificar. Siempre he sentido que la humanidad busca creer en un emisor que se vale de un discurso lleno de fantasías con un objetivo, el de mantenerse en el poder. En Venezuela, para contextualizarlo, se da con la figura militar, con la figura de los próceres, que han sido tan usadas que empiezan a convertirse en algo borroso y poco delineado". Teniendo presente la mirada crítica con la que construye esta serie en desarrollo, y ante los efectos que esta pueda generar, tomando en cuenta el difícil panorama político, económico y social en el que está sumergido el país, Vivenes asegura: "Yo trato de mantener la distancia. Abordo un tema que nos ocupa desde hace años como sociedad y que no responde a un bando. El arte debe hablar sobre política pero sin ser panfleto, ahí pongo mi margen". Hoy, para Vívenes, la figura de Simón Bolívar no significa nada. El exceso en el uso de su imagen, ha desencadenado en un desgaste de su significado, aunque reconoce la importancia que ha tenido para la historia de Venezuela, lo que hizo Simón Bolívar antes de 1830. Vívenes afirma pertenecer a una generación sin identidad, la cual ha sufrido repentinos cambios de nombres e imágenes a partir de la alteración de los símbolos patrios, o las versiones de los próceres. Más allá de la numeración presente en sus documentos de identidad, como el pasaporte o la Cédula de identidad, no tiene un referente claro que lo identifique. Aún así, en su espacio de trabajo, es posible encontrar numerosas imágenes de Bolívar, las que interviene con pintura o recortes a manera de collage. El empleo de estos medios le permite alcanzar, desde una postura crítica, una imagen reinterpretada del prócer con nuevos significados. Paralelamente a su trabajo pictórico, actualmente tiene en desarrollo la elaboración de un libro donde insiste en la crítica social. “Eutanasia”, es el título que define su libro donde utiliza el papel como soporte y donde aparecen grabados en los que emplea diferentes técnicas. La mayor parte de las figuras representadas en el libro, son definidas por diversas especies animales, abordando temas como la niñez, la adulación, el miedo, y el proselitismo. Según Vivenes: "Lo llamo Eutanasia porque creo que todos somos un poco culpables de lo que ocurre. Nos hemos sumado a un silencio por miedo (...). Si uso animales es porque ahora más que nunca el salvaje que todos tenemos se ha exteriorizado para hacernos viscerales y violentos". Con la serie “Basta de falsos héroes”, José Vivenes obtiene la Mención de honor del Premio Eugenio Mendoza 2013-2015, organizado por la Sala Mendoza, en Caracas, Venezuela. Fuentes. Entrevista realizada a José Vivenes por María Gabriela Fernandez B. Diario El Universal. Caracas, Venezuela.

 
Otras obras del Artista