Volver a Galería

Galería

Ofrecemos al coleccionista asesorías para la gestión de colecciones (compra, venta, encargos) mostrando una visión general del mercado y una variada gama de alternativas a fin de satisfacer sus necesidades con obras de artistas de su interés, ayudándole a definir el perfil de su colección en función de sus gustos y presupuesto.

Armando Pérez

Sin título

  • Ficha Técnica

2002

Técnica mixta sobre madera

29 x 30 x 10 cm.

Firmada en la base

Procedencia: Taller del artista

 

 

Armando Pérez

(Sanare, estado Lara. 1936 / Reside y trabaja entre París, Francia y Valencia, estado Carabobo, Venezuela)   Pintor y escultor. Hijo de Manuel Pérez Santana y Trina Margarita Rodríguez Gil. En 1949 inicia su formación en la Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena, donde concluye sus estudios de pintura en 1955. Fue subdirector de la Escuela de Artes Plásticas Rafael Monasterios de Maracay (1959-1961) y posteriormente se incorpora al equipo docente de la Escuela de Artes Plásticas de Valencia hasta 1963. Sus primeras obras están inscritas dentro de la corriente figurativa con temática paisajista. En 1964 recibió una beca del Concejo Municipal de Valencia, que le permite viajar a Madrid, donde incursiona en la pintura informalista hasta 1965, año en el que regresa a Venezuela. Entre 1965 y 1967 continuó su actividad pedagógica en la Escuela Arturo Michelena. Fue Presidente de la Casa del Escritor y del Artista de Valencia (1966-1967), Director de actividades culturales de la Universidad de Carabobo (1968), y formó parte de la Comisión de Artes Plásticas del Ateneo de Valencia (estado Carabobo). Para ese tiempo comienza a trabajar en el abstraccionismo. Viaja a Francia e incursiona en el arte cinético. En 1970 se inscribió en la Escuela del Louvre (París) para tomar un curso de historia del arte y en la Universidad de Vincennes (Francia) para estudiar arte contemporáneo. En 1972, el Inciba le otorgó una beca hasta la conclusión de sus estudios en 1973. En 1974 abandona el cinetismo y retoma la figuración. Hacia finales de 1978 el Ministerio de la Cultura y el Ambiente de Francia le instala un taller en la Ville Nouvelle de Saint-Quentin, cerca de París, donde continuó desarrollando su trabajo.   Su etapa de vuelta a la figuración, fue analizada por Gastón Diehl: "el carácter casi fantástico de esas escenas, el conjunto cargado de siniestros y misteriosos presagios no predisponen, sin embargo, al espectador atento a una exagerada melancolía, ya que todo resulta tratado con soltura y fineza, como el mosaico de un sueño discreto, más o menos difuminado" (1981). Su más reciente producción, en la que los estados anímicos y psicológicos del hombre producen fuerzas análogas en el espectador, puede ser considerada como una síntesis de sus pasos anteriores, esta nueva etapa está habitada de personajes, de máscaras, de umbrales que Édgard Cruz define de la manera siguiente: ‘su propuesta pictórica enfatiza el valor del significado de las imágenes, surgidas a manera de sincretismo entre la figuración y la abstracción; y definidas además por la consecución de un espacio metafísico, onírico, donde las figuras arquetípicas y el color son los protagonistas’" (1999). Trabaja y vive en París desde 1968 y viaja a Venezuela periódicamente.
Otras obras del Artista