Volver a Galería

Galería

Ofrecemos al coleccionista asesorías para la gestión de colecciones (compra, venta, encargos) mostrando una visión general del mercado y una variada gama de alternativas a fin de satisfacer sus necesidades con obras de artistas de su interés, ayudándole a definir el perfil de su colección en función de sus gustos y presupuesto.

Carlos Zerpa

Santo, el enmascarado de plata

  • Ficha Técnica

2016

Acrílico sobre papel

66 x 48 cm.

Firma: borde inferior derecho

Procedencia: Taller del artista

 

Carlos Zerpa

(Valencia, estado Carabobo, 1950 / Reside y Trabaja en Caracas, Distrito Capital)   Pintor y artista de medios mixtos. Hijo de Francisco Zerpa y Carlota Schwarzenberg de Zerpa. Estudia diseño visual en el Instituto Politécnico de Milán (1974-1976), serigrafía y fotografía en la Escuela de Arte Cova de Milán (1976-1977) y diseño artesanal en el Instituto de Expresión Colombiano (Bogotá, 1977). En 1970 inicia su actividad expositiva en la "Segunda muestra de pintores jóvenes" (Rotary Club, Valencia, estado Carabobo). En 1977 se desempeña como Diseñador gráfico en la Oficina de Diagramación y Diseño de la Universidad de Carabobo. Un año más tarde, en Valencia (estado Carabobo), presenta el performance “Señores y señoras, buenas noches”, así como las películas en súper ocho Orda Indiana, Efectos, 12 minutos y Film blanco, todas exhibidas en la Escuela de Teatro Ramón Zapata. Asimismo organiza La carpeta, un sobre repleto de dibujos y fotocopias que constituía un proyecto de arte postal. En 1979, en el Ateneo de Valencia (estado Carabobo), presenta el video-performance Yo soy la patria. En 1980 exhibe "Cada cual con su santo propio " (Teatro de la Campana, Valencia, estado Carabobo), una muestra de carácter mágico conceptual en la cual el artista presenta el trabajo realizado en diferentes campos y con diversos medios: fotografías, copias offset, pintura, escultura y acciones corporales. Posteriormente esta misma exposición se exhibe en la Casa de la Cultura de Maracay y es censurada en vista de las presiones que ejerce la Iglesia por considerarla irrespetuosa y de mal gusto. Este mismo año presenta el performance Welcome Ms. Nation, en el XV Avant Gard Festival Charlotte Moorman de Nueva York.   Durante el inicio de los años ochenta participa en importantes colectivas, tales como: "Arte bípedo. Reseña venezolana de los lenguajes de acción" (GAN, 1980), la XVI Bienal de São Paulo (1981), la IV Bienal de Medellín (Colombia, 1981), "Once tipos" (Sala Mendoza, 1981) y "Autorretrato. El artista como objeto/sujeto del arte" (Espacio Alterno, GAN, 1983). En 1982 se establece en Estados Unidos hasta 1984 y cursa estudios de técnicas gráficas en el Art Students League en Nueva York. En 1985 la muestra "Grrr" (MBA) consagra a Zerpa como uno de los grandes exponentes de la plástica venezolana en la década de los ochenta. En esa muestra utiliza la violencia como temática principal, reflejando la influencia del ambiente neoyorquino en su obra, conjugando armas blancas, antijoyas, dibujos, esculturas, instalaciones y ensamblajes en espacios recreados por él mismo. En la exposición "India nova" (1988), Zerpa pone de manifiesto el mundo imaginario producido por artistas europeos sobre el nuevo mundo, logrando una reinterpretación llena de sátira y reflexiones por medio de sus pinturas, esculturas e instalaciones.   En 1998 participa en el LVI Salón Arturo Michelena como invitado especial. Desde esta época el artista abandona el conceptualismo y se lanza de lleno en una propuesta objetual que tiene momentos estelares representados por sus vitrinas, ensamblajes, pinturas y hasta sus publicaciones (Batido pingüino, Kick Boxer y la revista Rasgado de Boca, todas en 1999). "Carlos Zerpa ha sido el responsable de una exploración totalmente abierta a nuestro inconsciente colectivo, la imaginería popular, la suspensión, los símbolos patrios, la magia, los ídolos infantiles, la fábula del arte y de la historia, de sus propios demonios. Se erige como el dueño de una proposición discontinua, volteada a varios medios, adecuada tanto a las necesidades vitales como a los desarrollos propiamente conceptuales que otorga como resultado una obra coherente, profunda, compleja, profusa y siempre sorprendente en la cual el artista concentra una amplia gama de técnicas y medios" (Cárdenas, 1995).   Zerpa es considerado figura clave en los orígenes del arte conceptual en Venezuela, momento en el cual ejecutó obras y performances completamente inusuales, sin renunciar al culto "fetichista" del "objeto de arte", insistiendo en el uso del tricolor nacional y la santería popular. Pertenece a una generación de artistas cuyo trabajo pictórico no sólo explora esos legados, sino que también pone a prueba los límites visuales que permiten expresar temas supuestamente sin valor estético y kitsch. La Dirección de Cultura de la Universidad de Carabobo publica en 1999, Batido pingüino, seis historias y una entrevista, con textos de Carlos Zerpa y la entrevista hecha por Fernando Venturini. En 2006, la misma Universidad de Carabobo, publica el libro Balas de plata, historias e ilustraciones del artista.  
Otras obras del Artista