Volver a Galería

Galería

Ofrecemos al coleccionista asesorías para la gestión de colecciones (compra, venta, encargos) mostrando una visión general del mercado y una variada gama de alternativas a fin de satisfacer sus necesidades con obras de artistas de su interés, ayudándole a definir el perfil de su colección en función de sus gustos y presupuesto.

Iván Estrada

De cabeza en negro

  • Ficha Técnica

2001

Técnica mixta y materiales diversos sobre papel

70 x 100 cm.

Firmada abajo a la izquierda y al reverso

Procedencia: Colección privada

 

Iván Estrada

Dibujante y diseñador. Entre 1966 y 1968 estudia en el Instituto Alonso Díaz Moreno de Valencia, estado Carabobo. En 1977 fue director encargado de la Escuela de Artes Plásticas Tito Salas de Carúpano, estado Sucre y de 1979 a 1981 estudió en el CEGRA bajo la tutela de Alirio Palacios, Édgar Sánchez, Luisa Palacios, María Elena Ramos y Baltasar Armas. Desde el año 1979, fue ilustrador gráfico para el Papel Literario de El Nacional. Junto con Toña Vegas y Gil Otero diseña la colección de las publicaciones de Fundarte y realiza portadas para los libros de esa institución entre 1981 y 1986. Entre 1983 y 1984 diseña la revista Lamigal, editada por Ludovico Silva, y desde 1987 hasta 1989 trabaja como ilustrador para El Diario de Caracas. En los años setenta y hasta principios de los noventa formó parte y asesoró a un importante número de empresas de diseño tanto en Valencia como en Caracas. Entre 1994 y 1995 diseñó para Monte Ávila dos colecciones: Manuales y Documentos, trabajando con ilustración digital. Actualmente asesora al Taller Nacional de Artes Visuales Héctor Poleo en el área de diseño gráfico. Estrada se inició espontáneamente en el campo de la pintura con temas figurativos usando pinturas de aceite. En la I Exposición para Pintores Jóvenes en el Rotary Club de Valencia, estado Carabobo, 1969, su obra causó una fuerte impresión en Braulio Salazar, quien lo invitó a usar los talleres de la Escuela de Artes Plásticas de Valencia, donde inició su trabajo con el carboncillo. Desde sus inicios Estrada trabajó la figuración con una estructuración y un orden espacial que lo llevó directamente al dibujo. En su primera etapa, a finales de los años setenta, el dibujo de Estrada se identificó con el uso de la técnica en forma pura. Seguidamente, al acercarse a la obra de Pablo Picasso y Braque, empieza a integrar el collage en sus obras. A principios de los años ochenta, aborda la interpretación de imágenes de grandes maestros como Velázquez, Goya y Holbein, introduciéndolas en espacios donde las recrea al descontextualizarlas. Una fuerte carga lúdica y una personalidad dual son signos de estas obras. Aquí el dibujo es usado como una herramienta para alterar la imagen en donde el collage ayuda a este cometido. Sin embargo, en estos primeros años, es la pintura y no el dibujo la que marca su obra; no obstante, este último llega a su definición con los trabajos enviados al II y III Salón de Jóvenes Artistas (1972 y 1973), que representan una ruptura con sus trabajos anteriores. En 1987 expuso, con Toña Vegas, collages y dibujos en la Galería Siete Siete (Caracas). Luego de su primera individual, "Gris hermético", en 1989, presentó una búsqueda que va más allá del dibujo y el collage, en donde la pintura se hace reflexión, una introspección a zonas más gestuales y desgarradas, prescindiendo casi totalmente de la figuración, obras que en general reflejan el mundo del diseño, aunque en sus siguientes exposiciones retomará la línea de trabajo previa. En su trabajo de diseño gráfico, se nutre de la pintura y la cultura artística para resolver problemas de comunicación. Al comentar su obra en 1987, Roberto Guevara ha escrito: "la obra dibujística de Iván Estrada se ha conocido por su amplia participación en los movimientos claves para la definición del nuevo dibujo en Venezuela. Tales como los salones organizados en 1978 y 1979, por Fundarte, los Salones Nacionales de Dibujo y, desde luego, por las muestras enviadas a eventos todavía más amplios, como el Salón Arturo Michelena, el Salón Avellán y los nuevos Salones de Jóvenes. Las obras que integran su última exposición, de 'Dibujos y collages', encierran revelaciones interesantes, en especial una extraordinaria libertad de acción en lo conceptual y en el uso de los nuevos recursos, en cuanto a los procedimientos técnicos para desarrollar su obra. 'Dibujos y collages' presenta un lugar fascinante de correspondencia y asociaciones, donde la autonomía del artista asegura perfectamente la afinidad entre mundos fantásticos y abstractos y elementos plenamente figurativos, entre técnica pictórica y el uso de collages impresos"
Otras obras del Artista