Rafaela Baroni. Devociones

“…el paisaje, las manifestaciones populares tradicionales, los oficios, los personajes, la religiosidad y el imaginario heroico militar, constituyen los temas recurrentes que muestran el mundo particular y propio de cada uno de los artistas populares, desde una óptica si se quiere infantil, inocente, honesta, libre”

Enigma y poesía en el arte ingenuo. Galería Universitaria Braulio Salazar (2015)

 

Mirar la obra de Rafaela Baroni es similar a pasearse por el Paraíso de Aleafar(i), nombre que se extiende sobre el dintel de la entrada de su hogar que también es su taller y a la vez museo. Acercarse a su trabajo artístico, es una experiencia comparable a la de estar entre sus jardines, pues el lugar que la abriga posee esa magia mística-religiosa que envuelve también a sus obras. Así, nos encontrarnos con un lenguaje que hace del arte popular un ícono de nuestra cultura y tradición.

 

Por su fascinante historia de vida, sabemos que su trabajo escultórico comenzó realmente a partir de los sueños que tuviera con la Virgen del Espejo, e inspirada en ella, logró la primera talla más elaborada de su época inicial, posteriormente, se dedicó a plasmar sus ideas y darles rostro a los santos de su devoción. Paulatinamente, fue adentrándose en el mundo escultórico y pictórico, hasta obtener como resultado obras únicas que hoy en día forman parte de nuestro patrimonio artístico.

 

Rafaela -al igual que su trabajo plástico-, sorprende con su singular estilo de vida y libertad. Paralelamente a la talla y la pintura, ha usado el teatro y el performance como medio de expresión. Así, podemos llegar un día a su Paraíso de Aleafar, ubicado en Betijoque, estado Trujillo, y presenciar la ceremonia mortuoria, acto en el que dentro de una urna, construida por sus propias manos, se dispone a reposar simulando su velorio. En otros momentos, prepara su matrimonio vestida de impecable traje blanco y adornada de muchas flores, se casa con un joven amante y celebra con gran alegría el acontecimiento. O simplemente, la podemos encontrar relatando historias que cuenta con devoción, donde los milagros y su estrecha relación con la muerte, permiten sondear su universo y de allí pasar a sus hermosos cantos, recitación de versos y volver a su infatigable labor de esculpir raíces y pintar.

 

En esta ocasión, podremos disfrutar de una serie de pinturas elaboradas por la artista en el año 2012, y que refieren su devoción y sentimientos y en especial, su amor por la naturaleza y el prójimo. Siete pinturas que representan a El corazón de María, El Nazareno, La Santísima Trinidad, La Virgen de Chiquinquirá, San Rafael, Santa Clara y Santa Inés; una evidente atracción y entrega total a la experiencia mística religiosa.

 

Para Se Habla Arte es un honor presentar la exposición Devociones, obras de la maestra Rafaela Baroni, quien, a través de su trabajo plástico, nos muestra el mundo desde una perspectiva primigenia y auténtica al tiempo que nos invita a explorar el imaginario arquetípico de nuestros artistas de raíz popular, es decir, de nuestras tradiciones.

 

Se Habla Arte

(i) Nombre de la artista escrito al revés.