(Valencia, estado Carabobo, 1984 / Reside y trabaja en Los Guayos, estado Carabobo)

 

El trabajo del joven artista Pedro Domínguez–Jotashock, ha sido reconocido en diversos escenarios, tanto de confrontación (Bienal Salón Arturo Michelena, Salón de Arte Aragua, Bienal Salón Nacional de las Artes del Fuego, entre otros), como en sus acciones espontáneas de calle, tanto a nivel nacional como internacional. También, ha participado como artista invitado a diversos proyectos curatoriales. Entre las diversas participaciones, destacan: la Bienal Salón Arturo Michelena, Hamburg Art Week, Gabinete del Dibujo y de la Estampa, Galería Universitaria Braulio Salazar, Museo Alejandro Otero, Skate park, entre otros.

 

Egresado del Instituto Universitario de Tecnología Antonio José de Sucre y de la Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena, Pedro Domínguez (Jotashock), actualmente cursa la Licenciatura en Artes Plásticas en la Facultad de Ciencias de la Educación, de la Universidad de Carabobo. Se considera un artista plástico con especialidad en el arte urbano enfocado en murales elaborados con spray, esténcil y etiquetas, pero incursionando a su vez, en los formatos convencionales como la pintura sobre tela o papel con técnicas de acrílico, óleo y acuarela. Descrito como un artista pop, enfocado en el surrealismo e inspirado en la vida, la cultura popular y el comic; Jotashock expresa su crítica social en las obras que realiza, “trabajar en la calle me permite expresar mi mensaje en el espacio público y mantener ese contacto directo necesario con el transeúnte”. Sin embargo, participa paralelamente en exposiciones convencionales, porque cree firmemente que al llevar el trabajo de la calle al museo, lo acerca a otros públicos.

 
Ha participado en diversas exposiciones, destacándose la realizada en la Galería Universitaria Braulio Salazar de la Universidad de Carabobo, en la Bienal 67 Salón Arturo Michelena, donde obtuvo el Premio Antonio Edmundo Monsanto con su obra titulada «El abasto de Don Pedro. Aquí si hay. (De la Serie rocíe y listo)». Donde destacó, en latas de spray, 50 productos de la cesta básica venezolana, íconos de la cultura pop del país que hoy en día se encuentran escasos. Pedro Domínguez explica que se enfocó en una crítica social, “lo poco que consigues tienes que economizarlo al máximo; lo que tienes lo usas como en spray”.