(Caracas, Distrito Capital. 1951)

Ceramista venezolana. Hija de la ceramista Reina Herrera, de donde obtuvo sus dones y destrezas, y del fotógrafo Carlos Herrera. Comenzó sus estudios de Diseño gráfico en el Instituto Neumann, en el año de 1972. Incorporando a sus habilidades artísticas, cursos de cerámica que tomaría con su madre, Reina Herrera. Siguió en este campo del arte y realizó otros cursos de cerámica escultórica y escultura cerámica con profesores reconocidos como Linda Christianson y Enrique Mestre; así como también Michael Mason y Odile Culas en la AVAF. Su primera actividad expositiva la realiza en el año 1986. En sus inicios, se destacó por el uso de la temática basada en animales extraordinarios con cristales y algunos microorganismos marinos para el reflejo de una luz simulada. Estos animales se caracterizaban por ser rugosos, inflados y algo toscos. Tiempo después, desarrolló una temática completamente opuesta y diferente: piezas de antiguas estructuras, columnas de civilizaciones que fueron dejadas en el olvido, esculpe de criaturas milenarias y bestias míticas. En esta segunda etapa de descubrimiento y desarrollo artístico, sus creaciones eran hechas en gres modelado a mano. Actualmente, se destaca como diseñadora. “Soy ilustradora de profesión, de alguna manera mis piezas son ilustraciones. Para hacerlas estudio fotografías de reptiles o insectos. Investigo todas sus leyes para irrespetarlas completamente” (Herrera, 1992).